Stop balas de goma

Extraído de Nodo50.org

Iñigo Cabacas Liceranzu falleció ayer después de cuatro días en coma como consecuencia de las graves lesiones cerebrales sufridas tras una carga de la Ertzaintza en María Díaz de Haro después del partido del Athletic contra el Schalke. Familiares, amigos y testigos coinciden en que fue el disparo de un pelotazo lo que le originó la fractura craneal, mientras la Ertzaintza continúa cuatro días después afirmando que investiga hechos que Rodolfo Ares tilda de «extraordinaria gravedad» (Gara).

Iñigo Cabacas Liceranzu, el joven herido tras una carga de la Ertzaintza la noche del pasado jueves en Bilbo, falleció en la mañana de ayer en el Hospital de Basurto. Ingresó con una fractura craneal por estallido y desde la misma noche del jueves permanecía en coma, con pronóstico muy grave, intubado y conectado a ventilación. Ayer, el equipo médico que le atendía certificó su fallecimiento, tras retirarle la sedación y confirmar la muerte cerebral.

Cuatro días después de los hechos, la Ertzaintza indicaba tras ello que todas las hipótesis están abiertas y que los sucesos se investigan. Dice estar procediendo a la reconstrucción de los hechos en base a las declaraciones de testigos y agentes. Familiares y amigos de Iñigo Cabacas tienen claro, sin embargo, que la fractura craneal del joven se produjo como consecuencia de un pelotazo. [...]

La versión de sus amigos coincide con el relato de varios testigos, que fuentes anónimas han hecho llegar a GARA. Alrededor de las 23.30 del jueves, en la calle María Díaz de Haro, en las inmediaciones de la herriko taberna de Indautxu, se produjo una pelea entre dos personas, un altercado no tumultuoso y bastante habitual en jornadas festivas marcadas por la ingesta de grandes dosis de alcohol.

Los inicidentes más graves se produjeron precisamente cuando dotaciones de la Ertzaintza hicieron su aparición en el lugar. Los testigos afirman que se trataba de un gran despliegue de efectivos que comenzaron a disparar pelotas de goma contra la multitud nada más descender de los furgones.

«El joven herido estaba apoyado en una ventana del bar, que hacía las veces de barra, y fue alcanzado en la cabeza por una pelota sin tan siquiera haberse percatado de la llegada de los agentes», señalan testigos anónimos en una versión directa que hicieron llegar a GARA el domingo. Las mismas fuentes precisan que el lanzamiento de botellas a las dotaciones policiales fue en respuesta a la carga policial, no antes de la misma. De hecho detallan que el lanzamiento de objetos y la quema de un contenedor se produjeron «al menos 15 minutos después de la carga policial».

Los testigos sostienen, asimismo, que el furgón policial no pasaba por el lugar, «sino que estaba aparcado en la entrada de la plaza». Detallan que «no hubo aviso por parte de la Policía, la cual entró en una plaza atestada de gente disparando pelotas, no al aire precisamente, de forma indiscriminada». «Fue tras esto cuando algunos jóvenes comenzaron a lanzar botellas a los furgones y a la Policía». [...]

Ares sigue sin aportar una explicación tras la muerte de Iñigo Cabacas

CAMPAÑA STOP BALAS DE GOMA

Muestra brutal de como las pelotas de la policía antidisturbios puede “desgraciar” la vida de una persona, hay tenéis el testimonio de 4 jóvenes que han sido abatidos por estos policías en varios escenarios distintos, manifestaciones, fútbol, etc… Una situación dura y cruda que cualquier día nos puede llegar a cualquier activista que nos movamos por manifestaciones y actos disidentes.

Barcelona siglo XXI. Esta Barcelona alegre, colorista, abierta, cívica, la Barcelona que, tras ser ciudad olímpica en 1992, se ha convertido en punto de referencia para muchos: ciudad mediterránea y europea de primera línea. Pero no todos pueden decir lo mismo: Nicola Tanno, Jordi Sallent, Oscar Alpuente y Jordi Naval han quedado marcados de por vida debido a la violencia incomprensible y legitimada por el gobierno: una bola de goma, disparada por un Mosso d’Esquadra, les reventó un ojo, rasgó los párpados y rompió huesos del cráneo. Ninguno de ellos estaba haciendo un acto vandálico, aún no saben por qué les dispararon, y posiblemente nunca obtendrán una respuesta.

Las bolas de goma son un arma de dispersión utilizada por la policía española ya desde los tiempos del franquismo. Son unos proyectiles de caucho macizo que pesan 90 gramos y que, disparados con una escopeta, llegan a la velocidad de 720 km / h. La policía las clasifica dentro de las armas “less-Lethal”, es decir, armas que no causan daños graves y permanentes, pero según la definición de la Comisión Europea, multiplican por siete la fuerza máxima que puede tener un arma para ser considerada “menos letal”. Así pues, el cuerpo antidisturbios de nuestro país hace uso de un arma letal que parece más propia de otros países, los que han protagonizado las revueltas árabes, o que recuerdan los tiempos convulsos de Irlanda del Norte y sus conflictos nacional- religiosos, que provocaron tantas muertes. Ninguna de las víctimas de las bolas de goma sabe quién les disparó. Los agentes responsables se mantienen en el anonimato y siguen yendo a trabajar cada día por la seguridad de todos nosotros. Parece imposible que un juez pueda obtener los informes de los Mossos, encontrar incoherencias en las declaraciones, tomar en consideración los testimonios, y mientras tanto, las cuatro víctimas esperan; esperan poder saber quién les disparó y porque lo hizo, para entender un poco más el desgraciado instante que les dejó ciegos de un ojo. Esperan que alguien les reconozca el daño causado y que les pidan disculpas. Y mientras esperan, se han asociado y luchan por la abolición de estas armas: la campaña Stop Balas de Goma empezó en septiembre del año 2010, con la voluntad de llegar a la opinión pública y política, para que incidentes como los suyos no vuelvan a pasar más. A lo largo de este tiempo han escrito artículos, ido a los medios de comunicación, buscado información, han hecho manifestaciones en la calle y han llamado a las puertas del Parlamento. La última de las iniciativas de Stop Balas de Goma es mostrar de forma directa y visual los daños que causan estas armas. Ellos tapan su herida con un ojo falso, de plástico, para que el mundo no se asuste al verlos por la calle, para poder hacer una vida “normal”. Pero tapándose la herida, esconden también la violencia que han recibido. En esta ocasión han decidido mostrarse tal como son: sin la prótesis, evidenciando las consecuencias que para ellos son irremediables, y con la esperanza de que no haya más ojos perdidos de la misma manera (gracias a Rafa por el envío)
BREVE DOCUMENTAL  “MADE IN MOSSOS”:

Manifiesto

El presente manifiesto quiere ser el primer paso de una campaña para pedir la abolición de los proyectiles de goma que utiliza la policía autonómica catalana, los Mossos d’ Esquadra. Hemos tomado esta decisión después haber sido testigos de la enésima lesión permanente provocada por esta arma a un ciudadano inocente.

La dotación de proyectiles de goma de los Mossos d’ Esquadra, de un peso de 90gr. y capaces de llegar a una velocidad de más de 200 m/s (más de 720 km/h) son consideradas por el protocolo técnico interno como armas “less-letal”, es decir “menos letal”. La evidencia, pero, demuestra que pueden causar daños permanentes a los órganos vitales y además son difícilmente controlables.

Limitándonos a un solo ejemplo y dejando de lado otro tipos de lesiones, en España son 23 las personas que han perdido un ojo desde 1990 hasta hoy, a causa de estos proyectiles. Por lo tanto, el término “menos letal” debe ser definitivamente considerado inadecuado, porque dado el potencial destructivo de estas armas no garantiza la seguridad de los ciudadanos, sino que provoca un riesgo de vida.

A la ciudad de Barcelona, el año pasado, tres chicos perdieron el ojo a causa del impacto de una bala de goma. Otro estuvo ingresado en la UCI durante una semana, con un traumatismo cardiopulmonar, temiendo por su vida. El julio de este año otro chico ha perdido el ojo derecho cuando estaba entre las mesas de un bar, juntamente con muchas otras personas inocentes. A estos casos se añaden otros de diversas gravedades.

Barcelona, que tiene como valores fundamentales la inclusión, la tolerancia y la participación, pide un cambio: antes que esta arma haga daños aún más graves, decimos basta a los proyectiles de goma y pedimos su abolición, como ya ha sucedido en muchos países.

Pedimos a todas las democráticas y democráticos de Catalunya a activarse para pedir la prohibición de las balas de goma y unirse a nuestra campaña de información y movilización para decir NO a las balas de goma y NO a la represión de la democracia, para que no haya más ojos cegados por la violencia. STOP a las balas de goma usadas por parte de la policía! Por el derecho a manifestar la propia libertad democrática Para la seguridad de los ciudadanos.

Stop Bales de Goma

One Response to Stop balas de goma

  1. Pingback: Agresiones de la ertzaintza a movimiento social iñigo cabacas | 15M Elche

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


introduce el texto de la imagen...

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>